La Plenitud del Ser

Sosteniendo la gota de rocío

 

¿Eres consciente de tu vida?

Vivir conscientemente es saber que en cada momento tienes varias posibilidades a elgir, cómo actuar, cómo pensar y cómo responder.

La mayor parte del tiempo vivimos con el piloto automático puesto. Nos dejamos llevar, sin hacer nada, hasta que una vez pasado el momento, te das cuenta de que volviste a hacer lo mismo de siempre.

¡Otra vez dejaste puesto el piloto automático, salieron los patrones viejos!

¿Cómo podemos cambiar los viejos patrones?

Hay un dicho, que no recuerdo de quién es, que dice: “Si quieres obtener un resultado diferente, tendrás que hacer las cosas de forma diferente”

Para vivir conscientemente podemos empezar eligiendo el primer pensamiento del día. Por la mañana al despertar, pararnos un momento antes de saltar de la cama, no salir de la cama sin pensar. ¡Detente y respira profundo! Da las gracias por el nuevo día, ten un pensamiento hermoso para ti o para otros. Esta es buena forma de empezar bien el día.

Una vez levantada/o,  pararte ante el espejo del baño, miraté y sonríe, es tu primera sonrisa del día. Al sonreirte a ti mismo te estas diciendo muchas cosas buenas, la sonrisa abre el corazón de quien la recibe, con lo que estas abriendo tu propio corazón al nuevo día.

Al asearte, hazlo con el mayor esmero, estas cuidando de lo mejor de ti. Dedica unos minutos al cuidado de tu cuerpo, es la vasija que contiene tu divinidad y merece un cuidado especial.

Elige la ropa con las que te vas a vestir que más te gusten. La imagen que muestras es importante para sentirte bien, si te miras al espejo y no te gusta lo que ves empezarás a sentirte mal y estarás enviando señales de enfado al mundo, recuerda que recibimos lo que emitimos.

Alimenta a tu cuerpo. Dedica un tiempo a la primera comida del día, prepáralo para tener la energía suficiente para desarrollar las tareas diarias. Toma conciencia de lo que estás ingiriendo y saboréalo.

Este es un buen momento para imaginar como va ser tu día. ¡Usa tu imaginación! Visualizate saliendo a la calle feliz, recibiendo las sonrisas de las personas con las que te encuentras, llegando a tu destino contenta/o, desarrollando tus tareas de forma alegre y dando lo mejor de ti. Incluso puedes imaginarte de regreso a casa satisfecha/o por el maravilloso día que has tenido.

Cuando llegamos a casa, si tienes quien te espere, regalale un abrazo, ocupate de saber cómo le fue el día, escúchalo, pon atención a sus palabras, a sus gestos. Que tus relaciones sean de máxima calidad, que sean conscientes. ¡Sacalé el mejor partido a tus potencialidades! ¡Da lo mejor de ti en todo momento!


Dedica tiempo a observar qué cosas descubres sobre ti misma/o y de lo que te rodea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: