La Plenitud del Ser

Cada día leo algo nuevo sobre el momento energético actual, de los cambios y de como nos afectan. Aprovecho lo que leo para hacer una reflexión y ver como me siento, me es útil para comprobar si realmente tienen efecto en mi vida. Siempre me ha llamado la atención eso de que el destino este fuera de mi control.

Hace 29 años la astrología formo parte una de las muchas pasiones que han llenado mi vida. Estudie astrología porque me llamó la atención que unos planetas en el cielo pudiesen determinar lo que sucedía en la vida de las personas y de queel destino estuviese escrito. Así es que, como con todo lo que he hecho en mi vida, busque un buen profesor y estudie astrología por varios años con él, era uno de los más prestigiosos del momento, su fama le precedía y recibía a personas de toda España, incluso gente famosa venían a buscarle para pedirle consejo y continúan haciéndolo.

Una de las características de mi personalidad es la rebeldía. Esa parte decía que no, “que solo mis circunstancias y yo éramos las responsables de todo lo vivido”. Otra cosa que me llevó a decidir que no eran los planetas los que determinaban mi vida,  fue que en mi carta astral decía que no iba a tener hijos. Esto me causo una gran desilusión, incluso pedí a otros astrólogos que me hiciesen la carta astral para comprobar el dato. Incluso levanté diferentes cartas astrales, con diferentes fechas, para comprobar si existía alguna posibilidad o por si mi madre se equivocaba con la fecha, en todas salía lo mismo, no tendría hijos. Así es que a los pocos días tome la decisión de que ningún planeta en el cielo iba a determinar si tenía hijos o no. Tengo que decir que no acertaron, 11 años más tarde tuve un aborto, 1 año después nació mi hijo y 5 años más tarde tuve otro aborto. Creo que no cuadro la predicción.

Todos estos acontecimientos y otros más que no vienen al caso, me han llevado a la conclusión de que la vida no está determinada por nada.  Existe para mi una sola cosa que si influencia nuestra vida y es lo que sentimos sobre aquello en lo que creemos.

Es un echo que las energías influencian, somos energía en movimiento. Supongo que todos sabemos que la luna tiene una influencia sobre las mareas, igualmente a las personas con energía muy femenina nos afecta su estado, pero esto no determina nada. Cada persona puede aprovechar cada momento para mejorar su vida. Existen algunos momentos especiales en los que el universo se dispone de manera determinada, esto puede darnos un impulso para llevar a cabo cambios en nuestra vida. También tenemos la oportunidad de saber que algunas síntomas, como mareos, diarrea, taquicardia, ansiedad, miedos, dolores viejos activados, etcétera, que aparecen en este momento energético son una puerta para el cambio. Este transito planetario es importante, no determina pero si podemos aprovecharlo para cambiar actitudes.

En un artículo anterior te hable del solsticio y de su influencia. Hoy es un buen momento también para aprovecharlo y equilibrarnos, vamos a celebrar la Luna Llena Cáncer-Capricornio del 26 al 27 de Junio, que supone la fusión de las energías masculinas en Cáncer, con las energías femeninas de Capricornio. Es una luna muy especial, pues Capricornio representa al Padre y la columna vertebral de todo, mientras que Cáncer representa la psiquis, la mujer, la  madre, el agua, los sentimientos, las mareas, la clorofilización de las plantas. Es decir que energías esencialmente femeninas, lunares, elaboran su parte masculina, en tanto que las esencialmente masculinas, feminizan su obra. Es la fusión  Madre-Padre, Mujer-Hombre, que prepara y elabora EL SER UNO, el andrógino divino perfecto. Es un momento planetario anual maravilloso. Nuestra feminidad y nuestra masculinidad energéticas, se hacen UNA y se convierten en la UNIDAD DIVINA ESENCIAL. En esta posición es cuando  podemos sentir la UNIÓN CON LA DIVINIDAD.

Finalmente, tenemos la denominada GRAN CRUZ CÓSMICA.

Si miramos una carta astral de los días 26 y del 27 de junio, podemos ver esta Cruz, físicamente en el dibujo de la carta. Formada, con Saturno en Virgo que supone los últimos estertores del sacrificio social en nuestras vidas, si somos capaces de comprender que es el amor incondicional y la solidaridad el camino a seguir.  Otro lado de la cruz, es Sol y Mercurio, que va a conseguir el principio de la victoria de las reivindicaciones de la mujer en el planeta. Desde este momento el papel de la mujer y de las energías femeninas planetarias tomará el gran poder que se le hurtó hace varios milenios. Otra aspa de la cruz la crean Júpiter y Urano en Aries. La última aspa de la cruz, la forman Plutón y Luna en Capricornio. Plutón entró en Capricornio en Enero de 2008, cuando comenzó la gran crisis mundial del sistema capitalista actual. Están aconteciendo dos hechos que pueden cambiar el rumbo de la humanidad. Uno es el cambio de los polos magnéticos de la tierra, y otro elemento es Plutón. Esto significa que en el mundo sólo podrá existir el respeto al medio ambiente, la solidaridad y el retorno al amor incondicional.

Ya sé que estáis pensando que he dicho que nada es determinante, pero quiero que comprendas que podemos favorecer el cambio a la nueva luz en la Tierra, para mi  ya está aquí, en mis células, como lo está en las células del sol y de toda la tierra. Es la Victoria de la LUZ, que tras más de 25.000 años de espera ha llegado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: