La Plenitud del Ser

Archivo para diciembre, 2010

Entrando en en el reino de lo Divino

Hoy quiero empezar este artículo con una cita de Aristóteles:

“Debemos, en la medida de lo posible, inmortalizarnos y hacer todo un esfuerzo para vivir de acuerdo con lo más excelente que hay en nosotros; pues, aun cuando esta parte sea pequeña en volumen, sobrepasa a todas las otras en poder y dignidad”

Sabemos que cuando una energía intensa entra en contacto con otra de menor densidad, aumenta el nivel de está última. Lo mismo sucede cuando nos encontramos con personas que viven en conexión consigo mismas, nos elevan la vibración. Es similar a cuando entramos en una habitación que está oscura y encendemos la luz, está luz no elimina la oscuridad, simplemente la convierte en luz.

Cuando nos encontramos con personas que viven en conexión con su Divinidad, podemos notar su energía, su calidez y una oleada de energía, que en mi caso  baja por mi columna, sé que algo bueno me está sucediendo, siento mucha gratitud por estar en su presencia. Al contactar con el campo energético de estas personas podemos darnos cuenta de como cambia nuestro estado de ánimo, entramos en contacto con una frecuencia de mayor vibración, más conectada a la fuente de energía que somos, elevando nuestra frecuencia automáticamente.

Si centramos la atención en ofrecer nuestra mejor parte, entramos en contacto con el poder y la dignidad que poseemos, con el respeto hacia uno mismo,  con el amor hacia nuestro ser, hacia la vida, hacia la Divinidad que somos…

Cada mañana reflexiono sobre “qué estoy dispuesta a ofrecer a la vida en este nuevo día que comienza”. Este es uno de los puntos principales en el que enfoco la atención. Deseo vivir en conexión con lo mejor de mi misma, aportarlo a la vida y  a las personas con las que me encuentre; sé lo maravilloso que es estar bien y hacer sentir bienestar a otros, sin importar las circunstancias que estemos viviendo.

Estamos en esta vida para ser; ser la mejor versión de uno mismo. ¡Simplemente eso! Seamos la mejor versión de nosotros mismos. Demos inspiración a los demás, demos lo mejor que poseemos, por diminuto que sea, es lo mejor que tenemos, ira creciendo conforme lo vayamos damos. Recuerda que el AMOR es lo único que crece al gastarlo.

Para poner en práctica todo lo que te digo, te ofrezco una frase maravillosa con la que empece a trasformar mi vida. Empieza el día repitiéndola…

“Lo más importante para mi hoy es sentirme bien, cuanto mejor me siento más estoy permitiendo que vengan a mi todas las cosas maravillosas de la vida”

Entre las cosas maravillosas que ha traído a mi vida, está el encuentro conmigo misma, con la esencia de mi ser; el encuentro con la divinidad de los demás, con la naturaleza, ¡en fin!, con la vida misma.

Hoy quiero terminar con otra frase importante…

“El verdadero propósito de la existencia es conducirnos de nuevo al reino de Dios que está en nuestro interior”

Feliz encuentro contigo mismo/a.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: