La Plenitud del Ser

Archivo para enero, 2011

¿Es necesario crecer con dolor?

Cada vez más atiendo a personas que están viviendo procesos de crecimiento y transformación. Pero también observo que muchas de ellas lo han estado haciendo desde el dolor, con mucho sufrimiento, ya sea porque no han sabido vivirlo de otra manera o porque vienen de trabajar con terapeutas que usan técnicas represivas y dolorosas. Sé que esta era la forma que siempre se había utilizado, mas también sé que se puede hacer de otra forma. Esto me hace preguntarme continuamente: ¿es necesario hacer los cambios con dolor o se pueden hacer sin sufrir? La respuesta que obtengo siempre es: “El Amor Sana”. Supongo que nada mas es cuestión de elección. Cada cual elige lo que cree más conveniente para si mismo. Mi experiencia me lleva a elegir el amor como medio para crecer.

Estamos en el tiempo de la transformación y podemos hacerlo con total facilidad desde el amor, adquiriendo la comprensión que cada herida o proceso trae a nuestra vida. Si comprendemos que todo es perfecto en nuestra vida dejaremos el dolor y encontraremos la paz interior. Nada ni nadie nos va a juzgar,  somos nosotros los que nos imponemos los castigos ante las diferentes situaciones que hemos vivido y vivimos, creyendo que tenían que haber sucedido de otra forma. Tenemos que comprender que todo es perfecto en nuestra vida, todo está bien tal y como nos ha sucedido y nos sucede, aunque no lo entendamos. Dejemos paso a la comprensión y perdonémonos por TODO, solo así se revelará el verdadero motivo de nuestras experiencias de vida, que además son las que nos han ayudado a ser como somos. Demos las gracias por las vivencias  y disfrutemos de los procesos.

Recuerda que la alegría es el camino al corazón, y este solo conduce al AMOR.

Que tus procesos te aporten luz y amor.

 

Anuncios

Las virtudes del nuevo tiempo

¿Que nos trae el nuevo tiempo?

Hemos entrando en un nuevo tiempo en el que van a suceder hechos inesperados y sorprendentes para la humanidad. Durante todo el 2011 nos vamos a encontrar con puertas que han permanecido cerradas durante décadas y la posibilidad de abrirlas. Para ello necesitamos encontrar la llave que abre correctamente cada una de las puertas. Muchas personas llevan años buscándolas y ya las han encontrado, otras las van a encontrar a lo largo de este año. La oportunidad de abrir las puertas es igual para todos, es la actitud en la búsqueda, la implicación que tengamos, la dedicación o el enfoque que le demos a las diferentes situaciones con las que nos podamos encontrar, lo que marcará la diferencia.

En este nuevo tiempo tendremos que tomar muchas y diversas decisiones, unas de forma rápida y otras con total conciencia. La vida nos seguirá presentando retos a los que enfrentarnos, en momentos concretos y en situaciones cotidianas. Lo que realmente marcará la diferencia será la posición que elijamos tomar ante dichas situaciones.

Para lograr un resultado óptimo y satisfactorio, la primera acción es aprender a sentir, que es lo que realmente deseamos, la segunda es creer que podemos crear y manifestar dicho resultado.

Una de las actitudes que primeramente tendremos que aprender es a olvidar las formas antiguas de actuación, las que llevamos tanto tiempo manteniendo, a pesar de que los resultados no han sido los deseados. Dejar de entregarle el poder a las circunstancias y aceptar que las distintas posibilidades de resolución no están fuera de nuestro control. No importa cuantas veces has escuchado, creído o pensando que no tienes ninguna influencia sobre lo que sucede en tu día a día, ha llegado el momento de borrar esta creencia.

La humanidad lleva años dejando que las cosas pasen, no actuando ante los acontecimientos que suceden en su vida. Probablemente porque les enseñaron que el control sobre las situaciones que viven, no esta en sus manos; curiosamente muchos refranes españoles fueron creados para mantener ésta creencia, un pequeño ejemplo de ello es este, “hay quien nace con estrella y quien nace estrellado”, que deja la buena fortuna al destino o lugar de nacimiento, te toco nacer en una familia sin recurso y vivir lo malo, toca resignarse.  Este ejemplo es una de las creencias más extendidas, que sustrae el poder personal de crear una vida diferente y lo pone en la suerte.

Pues bien esta forma de pensar tiene los días contados, el nuevo tiempo trae el poder de ser el creador de tu propia vida, solo depende de querer aceptarlo o no.

Por hoy lo dejamos aquí, aunque antes quiero invitarte a que te plantees las siguientes cuestiones:

¿Alguna vez has sentido que tu puedes cambiar las experiencias que vives cada día?

¿Has sentido qué pasaría si lo hicieses? ¿Como lo harías? ¿Qué sentimientos predominarían en ti?

Te propongo que pongas en  práctica una idea o deseo que sientas que deseas que se manifieste en tu vida, algo sencillo, céntrate en ella, imagínate llevándola a cabo. Pon toda tu costancia en ello.

¡Ya me dirás que sucede!

 

A %d blogueros les gusta esto: