La Plenitud del Ser

La Resiliencia

LA RESILIENCIA
¿Por qué a unas personas les va bien a pesar de lo que les pase?

Puede ser que ya conozcas historias como estas: niños que a pesar de grandes dificultades se convirtieron en adultos exitosos, pero ¿sabes cómo lo lograron?

Boris Cirulnik  fué el niño de apenas 6 años que perdió a su familia en los campos de concentración, pero que logró escapar del arresto nazi para convertirse en un renombrado psiquiatra, cuyo mensaje es queel amor puede curar vidas destrozadas.

El joven chino Liu Wei  perdió ambos brazos a los 10 años, pero llegó a convertirse en el pianista que hoy conmueve a todos.

Nickc Vujicik nació sin piernas ni brazos, se ha graduado de la universidad, fundó una organización para las personas con discapacidad física, hoy viaja por todo el mundo con la misión de inspirar a la gente.

¿Cómo han logrado salir adelante?

La resiliencia es la habilidad de moverse a través de la adversidad y emerger entero y triunfante.

Las personas que son resilientes aceptan lo que ha sucedido, pero se resisten a definirse a sí mismos por lo que pasó.
La Resiliencia actúa en  el niño que ha vivido en un hogar abusivo y disfuncional, y logra graduarse en colegio con el mejor promedio; en el hombre discapacitado que se convierte en escritor y artista. Estas son personas comunes que se enfrentan a circunstancias extraordinarias, y encuentran dentro de sí mismos la capacidad de prevalecer.
La Resiliencia no es un sentimiento de optimismo falso, o pensar que todo siempre saldrá bien. Es sobre ser realista acerca de lo que pasa, experimentar sentimientos intensos y aún así no darse por vencido.
La Resiliencia es comprometerse con la vida. Involucra ser auténticos con nuestra experiencia para llegar hasta el otro lado, antes que dar vueltas sobre lo mismo, deseando que desaparezca.
Es común, aprehensible y disponible para todos nosotros.

La esencia de la resiliencia es… “No sentirse una víctima”

¿Cómo ser resiliente?

La respuesta más corta es: “no te identifiques a tí mismo como una víctima”
La gente resiliente entiende que cualquier cosa puede pasar. Ellos saben que el mundo no es justo y que cosas difíciles pueden pasarle aún a la gente más buena o maravillosa. Ellos sienten sus reacciones emocionales, luego buscan una forma de levantarse a sí mismos y siguen adelante. Puede llevarles un tiempo largo y avanzar a pasos pequeños, pero cada pequeño movimiento que hacen es hacia vivir, no sólo existir.

Ser resiliente significa entender que no podemos controlar lo que nos sucede, pero podemos controlar como nos relacionamos con lo que sucede.


Nosotros podemos elegir. Podemos dejarnos llevar por los eventos trágicos de nuestras vidas, dejando que tiñan nuestra vision de nosotros mismos y del mundo, o podemos prosperar.
La buena noticia es que el sentimiento de ser víctimas es perpetuado por las historias que nos contamos a nosotros mismos. ¿Por qué esto es una buena noticia? Porque ser una víctima no es inherente a los eventos que nos acontecen, es una elección que hacemos mediante los pensamientos en los que ponemos nuestra atención.
Prestar atención a un pensamiento es como darle fertilizante a una planta (de lo que nos alimentamos, es lo que se convierte en nuestra realidad).
¿De qué te estás alimentando con tus pensamientos y con tu atención?

Descubre tu resiliencia interior:

Estudios sobre personas resilientes revelaron un número de cualidades que animan a prosperar y crecer, sin importar que circunstancias ocurran:

  • Relaciones fuertes con personas que animan, apoyan, y dan confianza.
  • Permitirse experimentar sentimientos fuertes (miedo, ira, pena) sin evitarlos.
  • Habilidad para hacer un plan y llevarlo a cabo.
  • Confianza. Una actitud de “yo puedo” en vez de “yo no puedo”, confiando en las habilidades de uno mismo.
  • Capacidad para aprender de las experiencias de la vida. Las personas que salen de circunstancias desafiantes a menudo informan de haber tenido una revelación (por ejemplo, tener una gran claridad acerca de la vida y apreciacion por los seres queridos). Ellos están agradecidos de lo que la experiencia ha traido a sus vidas.
  • Auto cuidado. La gente resiliente estan atentos a sus propias necesidades. Ellos cuidan de sí mismos y buscan ayuda cuando la necesitan.
Gente común, como tu, son capaces de moverse y florecer en sus vidas a pesar de las tremendas dificultades.
Somos  afortunados de tener la oportunidad, en cada momento, de elegir en la vida.

Y tú… ¿eres resiliente?

¿Has aprendido a lidiar con las circunstancias difíciles de la vida?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: