La Plenitud del Ser

Archivo para noviembre, 2011

Liberando la mente

Liberando la mente

Por fin estamos llegando al final de noviembre, un noviembre de revoluciones internas, de desconcierto, de angustias y desequilibrios.

¿Te has sentido mal o aun estas sintiéndote? Respira y siente, respira y siente, respira y siente, sin juicios, sin buscar explicaciones, no interpretes lo que te está sucediendo, solo déjalo pasar.

Respira y coloca tus manos en el corazón y en el ombligo y deja que tu mente se calme, toma conciencia de tus emociones desde la observación, no te impliques en los pensamiento, ni te preguntes por qué te sientes mal, simplemente respira y siente. Se dulce contigo misma, se flexible y tolerante, no te castigues por ello, ofrécete todo tu amor, te lo mereces ahora más que nunca y deja que pase.

Estamos atravesando el velo de la ilusión, abandonando las viejas estructuras, los viejos patrones de pensamiento, para entrar en un nuevo espacio creativo libre de miedo, lleno de confianza y certeza.

Muchas personas están en este proceso, no eres única/o, es algo que nos esta sucediendo a la humanidad, el Alma grupal nos esta presentando la oportunidad de ser auténticos creadores de nuestra vida, por ello los miedos salen a la palestra y nos persiguen y acosan de día y de noche, intimidándonos para evitar el despertar. No entres al trapo, suelta tu miedo, déjalo pasar, es mentira. Respira, observa y siente, se marchará si no le atiendes, no abras la puerta a los que te venden miedo, deja fuera la publicidad engañosa, recuerda que vemos lo que creemos, así es que siente donde pones tu creencia, tu fe, tu confianza.

De ti depende tu paz, tu serenidad, tu conciencia, tu luz. Dale al interruptor de la observación y entra en el espacio de la calma, de la conciencia y siéntate a respirar y sentir por lo menos 5 ó 10 minutos al día. Recuerda que todo es perfecto tal y como sucede.

Te propongo un juego de imaginería:

Si te sientes muy agobiada/o sal a la calle y observa a las personas que ves, imagínalas  cargadas con sus mentes inquietas, con un globo atado a su cabeza, al igual que tu y cuando lo sientas imagina que todos desatáis el globo y éstos se elevan hacia el espacio infinito, suben y suben y suben, hasta salirse de la atmósfera y allí explotan, deshaciéndose en el infinito espacio del universo.

Siente la liberación, los rostros de las personas muestran sorpresa y alegría, al igual que tu están experimentando el placer de sentirse libres del peso de la culpa, de la carga mental…

Ahora respira profundamente y celebra tu liberación.

Feliz juego de vida

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: